Tomar el sol

La tierra está sometida a radiaciones de distintos tipos. La capa de ozono y de oxígeno de la atmósfera evitan que los rayos gamma y los rayos X penetren hasta la tierra, pero en cambio, la radiación ultravioleta, los rayos UVA y UVB, sí que consiguen atravesar esta capa y llegar hasta nosotros.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Introducción

Los rayos UVA son los responsables de la pigmentación inmediata y los rayos UVB estimulan la formación de vitamina D, aumento del estrato córneo de la piel (hiperqueratosis), debilitamiento del sistema inmunológico y aparición del cáncer de piel.

Ambas radiaciones provocan la formación de radicales libres que alteran el funcionamiento normal de la célula con su posterior degeneración. El 90% de los cambios que sufre la piel humana son debidos al envejecimiento prematuro de las células cutáneas, motivados por los daños de la radiación ultravioleta.

El organismo posee unas determinadas defensas frente a las agresiones solares, por un lado se aumenta la fabricación de melanina (sustancia responsable del color de la piel) y, por otro lado se produce una hiperquetarosis (engrosamiento del estrato córneo de la piel).

Consejos

  • La primera medida, en todo tipo de piel, debe ser el aplicarse como mínimo un factor 30 de protección solar.
  • A partir de ahí y dependiendo de la sensibilidad cutánea de cada individuo, la dosis de radiación incidente, el ángulo de incidencia del sol y la duración de exposición al sol, se deberá aplicar una crema con una protección adecuada.
  • El factor de protección solar es la relación que existe entre el tiempo necesario para la aparición de un eritema solar, usando un filtro solar y el tiempo necesario para generar el mismo eritema sin filtro. Por ejemplo, un factor de proteccion 20 permite exponerse al sol 20 minutos como si se hubiera estado expuesto solo 1 minuto.
  • Se debe aplicar unos 20 a 30 minutos antes de exponerse al sol y se debe renovar cada 2 ó 3 horas para que no se pierda el efecto.
  • Se debe evitar las horas de mayor incidencia solar, entre las 11 y las 16 horas.
  • Es conveniente que el bronceado sea progresivo, al principio exposiciones cortas y luego ir aumentando el tiempo. El primer día sólo 15 minutos, luego ir aumentando 10 minutos cada día.
  • Los días nublados también debe usarse crema con protección, ya que las radiaciones atraviesan las nubes.
  • Evitar el uso de colonias y desodorantes cuando se vaya a tomar el sol.
  • Después de tomar el sol, darse una ducha e hidratar la piel.
  • Usar sombrero, ropa adecuada y gafas solares (el sol penetra por el cristalino y puede favorecer la aparición de cataratas).

Efectos positivos del sol

  • La radiación solar tiene propiedades terapeúticas en ciertas enfermedades dermatológicas (psoriasis, algunas dermatitis, acné)
  • Produce sensación de bienestar.
  • Es necesario para la síntesis de vitamina D en nuestro organismo.

Efectos negativos del sol

  • Quemaduras
  • Fotoenvejecimiento
  • Cáncer cutáneo
  • Melanoma
  • Reactivación de algunas enfermedades
  • Reactivación de determinados virus (herpes labial)
Conozca cuáles son las mejores horas para tomar el sol
  • En la montaña se debe utilizar crema con fotoprotección más alta, ya que el riesgo de padecer una quemadura se incrementa un 4% cada 300 metros de altura.
  • Usar crema con fotoprotección más alta para las zonas más sensible, como puede ser la cara, los párpados, los labios, las manos y la nariz.
  • Use crema resistente al agua, ya que el baño hace que la piel sea más sensible al sol.
  • Aporte de vitaminas antioxidantes, actúan como neutralizantes de los radicales libre, como son la vitamina E, principalmente, y en menor medida, la vitamina C y A.
  • Existen determinados grupos de riesgo: los niños tienen una piel más fina y sensible; los ancianos tienen el sistema inmunológico debilitado y algunas personas que padecen enfermedades como vitíligo, herpes, albinismo, cicatrices y algunos tipos de acné. Los niños menores de 2 años no deben exponerse al sol.
  • Es necesario acudir a un dermatólogo cuando exista una cambio en la coloración de la piel, un cambio en el tamaño, color o forma de lesiones preexistentes, si aparece sangrado, picor o dolor en una zona en concreto, etc.
  • El sol agrava el problema de las varices, por eso las personas que tengan problemas de varices, deben tener cuidado a la hora de tomar el sol.
  • Las embarazadas también deberán tener cuidado con el sol ya que, el embarazo, es una época en la que la aparición de manchas cutáneas se ve incrementada.
  • Algunos medicamentos aumentan la hipersensibilidad de la piel al sol, por eso será necesario, si está tomando algún fármaco, que pregunte a su médico la conveniencia de tomar el sol.
  • Evitar el bronceado cosmético (rayos UVA).

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra