EJERCICIO y embarazo

El ejercicio físico durante el embarazo es muy recomendable, ya que mejora la condición cardiovascular y muscular de la mujer embarazada.

Además, evita un aumento excesivo de peso, mejora la correción postural y potencia la musculatura, lo que favorece la condición física óptima para afrontar el momento del parto con un menor riesgo.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

El ejercicio físico también mejora la tensión arterial y los niveles de glucosa, lo que protege frente a la diabetes gestacional. Disminuye las molestias digestivas y el estreñimiento, reduce la ansiedad y ayuda a dormir mejor.

Es importante conocer el nivel de ejercicio físico antes del embarazo, ya que eso condicionará el ejercicio idóneo para cada mujer.

En general, no es necesario que la mujer embarazada limite el ejercicio, siempre que no se fatigue excesivamente o no corra el riesgo de lesionarse o de lesionar al feto.

  • La marcha es siempre consejable, siendo un excelente ejercicio físico para la gestante, siempre que se desarrolle en terreno llano, al aire libre y no suponga un esfuerzo excesivo.
  • Hay que rechazar todas las competiciones deportivas y todos los deportes que supongan esfuerzo violento, como el tenis, equitación, remo, esquí, etc.
  • La natación puede practicarse en aguas tranquilas, no muy frías y sin oleaje y esto puede hacerse hasta el octavo mes, aproximadamente.
  • Aquellas pacientes que tengan alguna enfermedad cardíaca o que vean disminuida significativamente su capacidad de practicar ejercicio, deben, igualmente, limitar la actividad durante la gestación.
  • En aquellas pacientes que habitualmente lleven una vida sedentaria, no es recomendable e inicio de una mayor actividad física durante la gestación, debiendo demorarse aquella una vez que la misma finalice.
  • El ejercicio regular al comienzo del embarazo, de manera pausada, no ha demostrado mayor riesgo de aborto.

Ejercicios recomendados:

Entre las actividades físicas que se consideran como práctica idónea durante la gestación, se encuentran el paseo y la natación.

El primero es un ejercicio excelente, sobre todo si la mujer no realizaba ninguna actividad física antes del embarazo.

  • Equipo de expertos: contamos con un equipo de especialistas compartido con un equipo de matronas especialmente formado en el control del embarazo y de un equipo de pediatras junto a una unidad de neonatología que garantiza los cuidados al recién nacido.
  • Asistencia individualizada y especializada: asistencia prenatal y del parto en embarazo de bajo y alto riesgo.
  • Tecnología avanzada: contamos con la última tecnología, como una ecografía de alta resolución en el diagnóstico prenatal.
  • Microcirugía tubárica: reversión de la ligadura de trompas.
  • Diagnóstico prenatal: evaluación de células fetales, líquido amniótico o membranas amnióticas para detectar anomalías fetales.

 

Caminar es un ejercicio muy adecuado para comenzar un programa de actividad física durante la gestación.

La natación también es un ejercicio excelente, ya que utiliza grupos musculares muy diferentes, mientras que el peso del cuerpo es sustentado por el agua. Se recomienda no realizar saltos de zambullida en los últimos meses del embarazo.

Entre los ejercicios que se pueden practicar durante la gestación, especialmente al principio, y evitándolos al final de ella y, sobre todo, practicándolos con moderación, se encuentran el footing, la equitación, el esquí de fondo, la gimnasia deportiva, el golf y el tenis.

Ejercicios contraindicados:

Están contraindicados el alpinismo, el automovilismo deportivo los deportes de combate, el esquí alpino, el esquí náutico y el submarinismo.

En general deben evitarse los deportes con finalidad competitiva.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra