tema destacado

La esclerosis múltiple

En el pronóstico de la enfermedad es determinante el pronto diagnóstico y la rápida aplicación del tratamiento, entre el primer y el segundo brote

20 DE NOVIEMBRE de 2013

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune en la que, por error, el sistema inmunitario ataca la propia mielina de las neuronas. En el 85 por ciento de los pacientes la enfermedad se inicia por lo que se denominan brotes.

departamento de Neurología
Foto Esclerosis múltiple rehabilitación piscina
Un tratamiento rehabilitador multidisciplinar ayudará al enfermo a mejorar su calidad de vida y a disminuir sus limitaciones.

La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria que daña la cubierta de las fibras nerviosas del sistema nervioso central.

La prevalencia media en la mayoría de países del norte de Europa y de América es de 100 casos por cada 100.000 habitantes. En España, se detectan 70 enfermos por 100.000, cifra que se estima que irá en aumento en los próximos años.

Actualmente, es la primera causa de incapacidad por trastornos neurológicos en adultos jóvenes, habitualmente en edades comprendidas entre 18 y 40 años. Las mujeres la padecen en mayor proporción que los varones, casi el doble.

A día de hoy, todavía no se han descubierto cuáles son las causas que provocan el desarrollo de esta enfermedad. “Las hipótesis causales más convincentes son las que asocian una alteración genética con un factor ambiental, infeccioso o no, que pone en marcha un proceso inmunológico que ocasiona alteración de la pared de los vasos intracerebrales, edema e infiltración de células activadas en el sistema nervioso central”, señala la Dra. Purificación de Castro Lorenzo, especialista del Departamento de Neurología de la Clínica Universidad de Navarra.

¿Cuáles son sus síntomas?

"La enfermedad puede presentar síntomas diferentes, según las localizaciones de las placas”, indica la doctora De Castro. Para valorar la incapacidad ocasionada por esta patología, la sintomatología suele agruparse en siete sistemas funcionales: visual, piramidal, troncoencefálico, cerebeloso, sensitivo, esfinteriano, y mental.

Los síntomas pueden presentarse en forma de brotes o en forma progresiva. “No obstante, hay personas que permanecen prácticamente asintomáticas tras largos años de evolución y hay otras con brotes frecuentes, o deterioro progresivo marcado o incluso, con curso fulminante”.

Tres líneas de tratamiento

“Según nuestra experiencia, el factor pronóstico más significativo es el tiempo entre el primer y segundo brote– menor o mayor de 6 meses-, de ahí que se aconseje iniciar el tratamiento lo antes posible, una vez que se ha llegado al diagnóstico de la enfermedad, aunque solo haya habido un brote clínicamente relevante”, indica la neuróloga de la Clínica.

El tratamiento de la esclerosis múltiple puede diferenciarse en tres situaciones diferentes:

  • Tratamiento para los brotes. Se administran altas dosis de corticoides por vía intravenosa. Si se trata de un brote grave, y no responde a este fármaco, se puede recurrir al recambio plasmático. Por otro lado, en brotes más leves, la corticoterapia puede darse vía oral.
  • Tratamiento preventivo de brotes. Para esta etapa, se aplican fundamentalmente dos tipos de fármacos: betainterferón y el acetato de glatirámero. Si estos dos fármacos no consiguen reducir la actividad de la enfermedad, hay otros tratamientos más agresivos como el natalizumab y la mitoxantrona.
  • Tratamiento sintómatico, es decir, intentar aliviar las molestias que tienen los pacientes. En estos casos, se utilizan fármacos contra la fatiga, muy frecuente en esta enfermedad, la somnolencia, y antiespásticos clásicos. También es importante un buen trabajo de rehabilitación para aplacar estos síntomas.

Esclerosis múltiple y embarazo

Al contrario de lo que se pueda suponer, el embarazo o embarazos no influyen en la evolución a largo plazo de la enfermedad. Según la FELEM (Esclerosis Múltiple España), el estado de gestación "puede aumentar algunos de los síntomas ya existentes como por ejemplo la fatiga, el aumento de frecuencia miccional, el estreñimiento, etc., que el embarazo ya de por sí puede producir estas manifestaciones"

Además, se ha comprobado que el embarazo puede llegar a actuar "como una medida de protección para la aparición de brotes". No obstante, estos podrían reaparecer durante el postparto. Por ello, es recomendable disponer de ayuda para los cuidados del neonato, si fuera necesario.

La esclerosis múltiple en cifras 

  • Afecta principalmente a mujeres de entre 18 y 40 años
  • Cada año se detectan en España 70 casos por cada 100.000 habitantes
  • 2ª causa de incapacidad, tras los accidentes de tráfico, en adultos jóvenes

Síntomas 

Los enfermos de esclerosis múltiple pueden presentar algunos de estos síntomas:

  • Fatiga
  • Trastornos visuales: visión borrosa, visión doble, neuritis óptica, movimientos oculares rápidos o involuntarios, pérdida total de visión (infrecuente)
  • Problemas de equilibrio y coordinación: pérdida de equilibrio, temblores, ataxia (inestabilidad al caminar), vértigos y mareos, torpeza en una de las extremidades, falta de coordinación, debilidad (que puede afectar, en particular, a las piernas y el caminar)
  • Espasticidad: contracciones involuntarias y rigidez
  • Alteraciones de sensibilidad: cosquilleo, entumecimiento (parestesia), sensación de quemazón en zonas corporales, dolor muscular y otros dolores asociados con la EM (como dolor facial), sensibilidad al calor
  • Trastornos del habla: habla lenta, palabras arrastradas, cambios en el ritmo del habla
  • Problemas de vejiga e intestinales: micciones frecuentes y/ o urgentes, vaciamiento incompleto o en momentos inadecuados, estreñimiento, falta de control de esfínteres (poco frecuentes)
  • Problemas de sexualidad e intimidad: impotencia, disminución de la excitación, pérdida de sensación
  • Trastornos cognitivos y emocionales: problemas de memoria a corto plazo, trastornos de la concentración, discernimiento y/ o razonamiento

familiares y pacientesVivir con esclerosis múltiple

Cuando una persona es diagnosticada de esclerosis múltiple se crea una situación que no es fácil para él ni para sus familiares directos. Por este motivo, se recomienda mantener una actitud positiva ante la enfermedad. No pensar "ahora no podré hacer esto", sino "ahora esto lo tengo que hacer así" o "ahora tengo que adaptar esto a mi situación".

Es conveniente que tanto el propio paciente como sus familiares tengan una actitud de adaptación a la nueva situación y no de enfrentamiento. Es bueno saber que el curso de la enfermedad es impredecible, lo que deja abierta la posibilidad de una progresión benigna y de hacer con normalidad las actividades diarias. Llevar una vida sana y activa siempre ayuda a mejorar los síntomas.

Además de los familiares y del propio paciente, en el proceso de adaptación y rehabilitación pueden intervenir una serie de profesionales especializados como logopedas (para los problemas del habla y la deglución), fisioterapeutas (para la rehabilitación física), trabajadores sociales (para la asistencia en casa, subvenciones, baremos de minusvalía, resolución de problemas sociales, información sobre recursos), terapeutas ocupacionales (para mejorar su autonomía en las actividades de la vida diaria, consejos en la adaptación de la casa y en las actividades de ocio), el neurólogo, el neuropsicólogo, el psicólogo o el psiquiatra (en caso de que se necesite ayuda psicológica del nivel que sea) y las enfermeras del Centro de Salud.

 

Es conveniente que tanto el propio paciente como sus familiares tengan una actitud de adaptación a la nueva situación y no de enfrentamiento".

tal vezLE INTERESE

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con la mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS PACIENTES HABLAN POR NOSOTROS

Conozca las historias de nuestros pacientes. Historias de lucha, esperanza y superación, son historias de la Clínica.

Josué, una de las historias de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra