Tratamientos contra la obesidad, con motivo del Día Mundial de la Salud

La Universidad de Navarra acogió una jornada en la que no faltaron talleres, mesas redondas y una comida solidaria.

Imagen Dr. Salvador - Conferencia Día Mundial Salud
Dr. Javier Salvador Rodríguez  Departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica impartiendo la conferencia en la Universidad de Navarra en el Día Mundial de la Salud

07 DE ABRIL de 2014


Con motivo del Día Mundial de la Salud, los doctores de la Clínica Universidad de Navarra Víctor Valentí, de cirugía general; Javier Salvador, endocrinología; y Neus Vila, dietista-nutricionista, reflexionaron en la Universidad de Navarra sobre “si existe solución para la obesidad”. Cada uno, desde su especialidad, habló de la importancia de educar en hábitos de vida saludables “teniendo en cuenta que cada paciente necesitará un tratamiento distinto”.

El Dr. Salvador repasó las cifras que indican el carácter epidémico de la obesidad a nivel universal, con especial referencia a España, donde alcanza un 22.9% de la población adulta. “El sobrepeso afecta a un 36% de la población, por lo que prácticamente el 60% sufre de exceso de peso, lo que tiene gran repercusión sobre la calidad y expectativa de vida, así como sobre el gasto sanitario”, indicó.

También habló sobre las comorbilidades derivadas de la obesidad, especialmente de tipo cardiovascular, respiratorio y metabólico, sin desdeñar el efecto sobre el estado de ánimo y su relación bidireccional con las enfermedades psiquiátricas. Subrayó que el índice de masa corporal no refleja el exceso de grasa del individuo, por lo que la valoración de la composición corporal y el perímetro de cintura poseen gran interés.

Respecto al tratamiento convencional, comentó la necesidad de individualizar y de establecer un tratamiento de mantenimiento para evitar la recuperación ponderal.

Cirugía y educación nutricional

Por su parte, el Dr. Valentí puso de manifiesto que “la cirugía ha demostrado ser el mejor tratamiento para la obesidad mórbida por sus buenos resultados de pérdida de peso y resolución de problemas asociados a estos pacientes (diabetes, hipertensión, SAOS, problemas articulares...)”.

Asimismo, destacó que “es segura cuando se realiza en equipos con experiencia en estos tratamientos y los pacientes experimentan mejorías importantes en la salud y en su calidad de vida”.

Finalmente, Neus Vila explicó la necesidad del cuidado crónico y el papel fundamental de la dietista-nutricionista en modular los hábitos de alimentación y vida del paciente y adecuarlos a cada momento, así como de la importancia estimular su motivación “ya que es el protagonista fundamental”.

El programa del Día Mundial de la Salud, impulsado por los estudiantes de Medicina de la Universidad de Navarra, incluyó prácticas clínicas sobre reanimación cardiopulmonar y toma de tensión arterial; una sesión con estudiantes que han participado en tareas de voluntariado en países en vías de desarrollo; y, finalmente, una comida solidaria amenizada por el grupo Garrastazu, integrado por alumnos de Comunicación. Parte de lo recaudado en la misma se destinará a Cáritas Diocesana.