La quimioterapia intraoperatoria para tumores del peritoneo puede conseguir excelentes resultados de supervivencia

El procedimiento consiste en añadir, en la misma cirugía de extirpación, un baño del fármaco quimioterápico a más de 40º en la región que requiera tratamiento. Esta técnica está indicada en pacientes que presentan afectación tumoral extendida por la cavidad peritoneal y no responden a otras terapias.

Equipo médico. Dr. José Luis Hernández Lizoain (Cirugía), la enfermera Beatriz Casas, la Dra. Marian García del Barrio (Farmacia), la enfermera Marisa Acedo, el Dr. Pablo Martí (Cirugía), el Dr. Ricardo Calderón (Anestesia), el Dr. Gabriel Zozaya (Cirugía), la Dra. Marta Lillo (Anestesia), el Dr. Fernando Martínez Regueira (Cirugía), la enfermera Mª Jesús Cordeu, el Dr. José Manuel Aramendía (Oncología), el Dr. Carlos Garzón (Oncología) y la enfermera Miriam Fernández Álvarez. 

14 DE JUNIO de 2012


La aplicación de un baño de fármaco quimioterápico (perfusión) a elevada temperatura, en la misma cirugía que se extirpan los tumores extendidos por la cavidad peritoneal, ofrece excelentes resultados de supervivencia.

El procedimiento está indicado en pacientes que presenten esta patología y en los que, de forma previa, se haya demostrado que otras terapias convencionales no han resultado efectivas, explica el doctor Fernando Martínez Regueira, especialista del Departamento de Cirugía General de la Clínica Universidad de Navarra. 

En concreto, el pasado mes de abril un equipo multidisciplinar de la Clínica, coordinado por el doctor Martínez Regueira, trató con este procedimiento a una paciente que presentaba un cáncer de ovario con enfermedad diseminada por el peritoneo. En la cirugía, de 10 horas de duración, se extirpó toda la enfermedad tumoral visible y la paciente recibió quimioterapia durante una hora. La recuperación fue satisfactoria y la paciente fue dada de alta  a los 18 días de la intervención.

Índices de curación elevados

El tratamiento está especialmente dirigido a pacientes con enfermedad en el peritoneo “que antes se consideraba diseminada y por tanto inextirpable. Hasta el desarrollo de esta técnica, estos pacientes se sometían a tratamientos convencionales de quimioterapia sin posibilidades de curación, sólo de prolongación de la supervivencia”, afirma el especialista.

Actualmente, con este procedimiento combinado, “en los pacientes en los que la enfermedad tumoral es extirpable se elimina quirúrgicamente, al tiempo que se les aplica quimioterapia intraperitoneal, de forma que las posibilidades de curación son más altas”, asegura.

Según estudios internacionales, los índices de supervivencia a cinco años superan el 70% en casos seleccionados con una buena calidad de vida para el paciente. Esta terapia actualmente se realiza en pocos centros hospitalarios españoles.

Conjunto de procedimientos

La denominación técnica de este procedimiento es peritonectomía quirúrgica seguida en la misma intervención de la administración de quimioterapia intraperitoneal, intraoperatoria e hipertérmica (a elevada temperatura). En realidad, según explica el cirujano, se trata de un conjunto de procedimientos. “Por un lado, tendríamos la parte quirúrgica, consistente en la extirpación de la enfermedad tumoral localizada en el peritoneo”. Por otro, en el mismo acto de la cirugía, “se procede a la administración de quimioterapia en la zona peritoneal, dentro de la cavidad abdominal, en forma de baño con el compuesto de elección a una temperatura de entre 40 y 42 º centígrados”.

Para su aplicación es necesario un nuevo equipamiento específico y seguro, provisto de una bomba de perfusión que hace circular el quimioterápico caliente durante un tiempo prolongado (entre 30 y 90 minutos). La bomba cuenta con sistema de elevación controlada de la temperatura del fármaco y varios termómetros que se colocan en el paciente y registran su temperatura en todo momento.

Patologías indicadas

Entre las indicaciones para este tratamiento figuran, en primer lugar, los pacientes con tumores poco frecuentes del mismo peritoneo, como son los pseudomixomas y los mesoteliomas. Además, también pueden ser candidatos al procedimiento pacientes con tumores frecuentes, como el cáncer de colon o el de ovario, que presenten diseminación del tumor al peritoneo. 

A pesar de que las indicaciones para este procedimiento son variadas, el denominador común que deben cumplir todos los pacientes radica en que “sea posible la extirpación de toda la enfermedad tumoral del peritoneo, en toda el área afectada. Además, el paciente debe presentar un buen estado general, ya que el procedimiento quirúrgico suele ser complicado y muy largo”, indica el cirujano. El postoperatorio también es complejo. Precisa una hospitalización de entre 2 y 4 días en la UCI y un ingreso hospitalario próximo a 3 semanas para lograr la recuperación. Los pacientes pueden sufrir complicaciones por los tratamientos recibidos y requieren una vigilancia especializada.

La combinación quirúrgica de la peritonectomía con la quimioterapia hipertérmica se va extendiendo paulatinamente a un mayor número de indicaciones, ya que, según afirma el facultativo, “se ha demostrado su elevada eficacia”.

Centro multidisciplinar para una técnica compleja

Dada la complejidad técnica y de recursos profesionales sanitarios que requiere este procedimiento, es necesario que su aplicación se desarrolle en un centro hospitalario que reúna todas las disciplinas médicas así como profesionales experimentados en cirugías complejas. “Es un tratamiento de carácter multidisciplinar en el que intervienen especialistas con formación específica en este tipo de tratamientos quirúrgicos y oncológicos. Se requiere el trabajo coordinado y experto de departamentos tan variados como Anestesia, Cuidados Intensivos, Cirugía, Oncología, Farmacia Hospitalaria y Radiología”, subraya. Es, por tanto, un procedimiento que únicamente podrá llevarse a cabo en hospitales con amplios equipos médicos y estrecha coordinación entre ellos, concluye el cirujano.