Navarra supera los 1.000 trasplantes de riñón 

Los equipos de especialistas en trasplante renal de la Clínica Universidad de Navarra y del Complejo Hospitalario de Navarra cumplen 40 años de experiencia colaborando en un millar de trasplantes realizados, 34 de ellos de donante vivo.
 

 Operación de un trasplante de riñón
Los especialistas de la CUN y del CHN llevan 40 años colaborando para realizar más de mil trasplantes renales

15 DE OCTUBRE de 2015


Con cuarenta años de experiencia en trasplante renal, los equipos de la Clínica Universidad de Navarra y del Complejo Hospitalario de Navarra han superado esta semana los 1.000 trasplantes de riñón, 34 de ellos de donante vivo.

Los resultados en torno a la supervivencia global del injerto (órgano implantado) son muy positivos, estando próximos a 96% al año de la intervención, al 91% a los tres y al 84% a los cinco años.

El trasplante de riñón es el tratamiento más efectivo para las personas con insuficiencia renal grave porque permite la recuperación integral de esta función y el desarrollo de una vida normal. “Supone un cambio importante en la calidad de vida del paciente porque mejora su estado de ánimo, le permite tener una dieta más libre, volver al trabajo, hacer ejercicio físico con moderación, tener hijos…”, explica el Dr. Pedro Errasti, director del Departamento de Nefrología de la Clínica Universidad de Navarra.

Equipo que realiza los trasplantes de riñón en Navarra

Profesionales de Nefrología, Urología, Inmunología y Anestesia de la Clínica, junto a representantes de Nefrología del Complejo Hospitalario de Navarra. Les acompañan los impulsores del actual Programa de Trasplante Renal de Navarra, la primera coordinadora de Trasplantes de Navarra, Josefina Ripoll, y el presidente de ALCER Navarra, Manuel Arellano.

Colaboración CUN y CHN

Cruzar la barrera de los mil trasplantes de riñón ha sido posible gracias al programa de colaboración que mantienen la Clínica y el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea. Este acuerdo ha permitido garantizar la eficacia del proceso de los trasplantes, mejorar las técnicas y los tratamientos así como incrementar la supervivencia del injerto.

“La Clínica quiere destacar especialmente la colaboración y el trabajo bien hecho entre los profesionales del Complejo Hospitalario de Navarra y la Clínica para hacer de Navarra una comunidad puntera en el trasplante renal, con una gran calidad asistencial a los pacientes y con unos índices de supervivencia que roza casi el 96% al año de la intervención”, ha afirmado el director general de la Clínica, José Andrés Gómez Cantero.

Futuras líneas de actuación en los trasplantes renales

Respecto a los retos futuros del trasplante, el Dr. Errasti explica que uno de objetivos actuales consiste “en disminuir las listas de espera, para lo que habría que desarrollar al máximo todas las opciones de donación”. “Además –añade--, esperamos conseguir una mayor tolerancia inmunológica específica al injerto, manteniendo las defensas naturales contra otros agentes como infecciones o tumores. Así evitaríamos el uso de inmunosupresores que causan muchos efectos secundarios”, explica el Dr. Errasti.

El Dr. Pascual, director del Departamento de Urología de la Clínica Universidad de Navarra, apunta como los principales objetivos quirúrgicos los relacionados con el aumento de la donación de vivo y el uso de técnicas mínimamente invasivas, tanto para la extracción renal como para el implante.

Cuarenta años de experiencia

Una fecha histórica para la Comunidad foral fue el 20 de septiembre de 1969. Ese día, los doctores Diego Martínez Caro y Carlos Gómez Durán, de la Clínica Universidad de navarra y el profesor Rafaelo Cortesini, jefe de Departamento de Trasplantes del Instituto Superior de Investigaciones Científicas de la Universidad de Roma, asistidos por once facultativos más, realizaron el primer trasplante de riñón de donante cadáver que se llevaba a cabo en la Comunidad foral.

Como pioneros en Navarra, cabe destacar a los doctores Andrés Purroy y José María Berián, especialistas y antiguos directores del Departamento de Nefrología y Urología, respectivamente. Es reseñable la labor de otros facultativos como el doctor Juan Javier Zudaire, especialista del Departamento de Urología y de los actuales, el Dr. Ignacio Pascual, el Dr. Pedro Errasti y la Dra. Paloma Martín, nefróloga especialista en trasplantes renales.