El Dr. José Ignacio Bilbao, medalla de oro de la Sociedad Europea de Radiología

El responsable de la Unidad de Radiología Vascular e Intervencionista de la Clínica Universidad de Navarra recibió el galardón durante el 29 Congreso Europeo de Radiología. Fue reconocido también en 2013 con la máxima distinción de la Sociedad Europea de Radiología Cardiovascular e Intervencionista, primer español en recibir este premio

El Dr. Ignacio Bilbao Jaureguizar recibe la medalla de oro en la sesión de apertura del Congreso Europeo de Radiología 2017 en Viena.
El Dr. Ignacio Bilbao Jaureguizar recibe la medalla de oro en la sesión de apertura del Congreso Europeo de Radiología 2017 en Viena.

06 DE MARZO de 2017


El Dr. José Ignacio Bilbao Jaureguizar, responsable de la Unidad de Radiología Vascular e Intervencionista de la Clínica Universidad de Navarra, recibió la Medalla de Oro de la Sociedad Europea de Radiología (ESR). La ceremonia tuvo lugar en Viena durante la apertura del 29 Congreso Europeo de Radiología 2017.

La Sociedad Europea de Radiología (ESR) concede seis reconocimientos cada año: tres nombramientos de miembros honorarios de la Sociedad, que suelen corresponder a distinguidos radiólogos no europeos o de otras especialidades no radiológicas; y tres reconocimientos a radiólogos europeos por los siguientes motivos: haber sido antiguo presidente de la Sociedad o del Congreso, por la trayectoria profesional o por haber realizado importantes aportaciones a la ESR. La Sociedad Europea de Radiología es la más numerosa del mundo, con cerca de 70.000 miembros, procedentes de más de 150 países.

El Dr. Bilbao considera la concesión de la medalla de oro de la ESR “un inmenso orgullo”. “Mi especialidad es la Radiología Vascular-Intervencionista. Para una persona de un ámbito tan específico es un honor muy grande recibir este reconocimiento”. El especialista de la Clínica fue galardonado en 2013 con la medalla de oro de la Sociedad Europea de Radiología Cardiovascular e Intervencionista (CIRSE), primer español en recibir esta distinción. Un año más tarde le concedió la misma distinción la Sociedad Española de Radiología.

Desde el inicio de la ESR

El homenajeado recuerda la primera vez que acudió al Congreso Europeo en 1991. “Recuerdo mi fascinación por los grandes especialistas de la Radiología que aquella vez recibieron el reconocimiento. Pensar que ahora me han concedido a mí me produce un poco de rubor. Es un inmenso orgullo”, apunta.

El especialista de la Clínica es miembro de la ESR desde sus inicios, hace más de 15 años, y siempre ha ocupado cargos de responsabilidad. En 2002, fue el encargado de relaciones internacionales de la Sociedad Española de Radiología. “En aquella época –recuerda- impulsamos la estructuración de la Sociedad en el ámbito Europeo. La European Association y la Sociedad del Congreso se fusionaron en la ESR”.

Desde entonces, el Dr. Bilbao ha ocupado cargos de gestión como director del Consejo de Subespecialidades de la ESR. En 2013 fue presidente del Congreso Europeo de Radiología al que acudieron más de 20.000 personas, en el Austria Viena Center.

Reconocimiento para todos los profesionales de la Clínica

Para el especialista, “este reconocimiento está unido a los demás porque todos responden a la idea de hacer de la Radiología una especialidad clínica, basada en la tecnología, pero sobre todo en el paciente. La parte clínica de nuestra especialidad y la unión de los objetivos es la idea que siempre he defendido. Evitar los compartimentos estancos para garantizar un servicio global al paciente”.

El Dr. Bilbao hizo extensivo el reconocimiento a los profesionales de su departamento y a los de la Clínica en general, “que me han permitido trabajar en el ámbito internacional para compartir experiencias, traer ideas y proyectos, promocionar el propio Servicio y establecer relaciones”. No ha sido una trayectoria individual, reiteró. “Sin la ayuda de los compañeros esto no sería posible. En todos los proyectos importados a la Clínica el respaldo del equipo ha sido fundamental. El apoyo de todos y su comprensión es un aspecto que agradezco sinceramente”.

Objetivos actuales y futuros

Entre los principales objetivos de su especialidad destacó la importancia del progreso que el diagnóstico por imagen ha experimentado en los últimos años. “El desarrollo de la tecnología y de la gestión de los "big data" también. El resultado es una capacidad inimaginable del radiólogo para elaborar unos informes muy minuciosos de lo que observa en las imágenes. Así podrá colaborar estrechamente en la orientación terapéutica de los pacientes”, destaca.

Respecto a la radiología intervencionista, el Dr. Bilbao se refirió al desarrollo progresivo de técnicas de mínima invasión, “alternativas actuales a los tratamientos convencionales. Incluso con pacientes ambulatorios o de hospitalización mínima”. La incorporación de la robótica y de la simulación son avances que considera una importante aportación para mejorar la atención de los pacientes. “Ya se está trabajando en desarrollar simulaciones personalizadas de los tratamientos a los pacientes, previas a las intervenciones reales. En este sentido, en la Clínica tenemos proyectos en común con la Escuela de Ingenieros de San Sebastián muy esperanzadores”, avanzó.