El II Congreso “International Frontiers in Oncology” reúne en Pamplona a 200 expertos en las terapias más avanzadas contra el cáncer

Organizado por la Clínica Universidad de Navarra, el CIMA y Instituto de Cáncer de Stanford (EE.UU.), el simposio se centrará en “El presente y el futuro de la vía RAS: desde la función de la genómica a la inhibición”. Las sesiones en las que intervendrán 20 ponentes, líderes científicos europeos y americanos, se celebrarán desde el próximo lunes 5 hasta el miércoles 7 de octubre en el Museo de la Universidad de Navarra

Vídeo sobre los nuevos fármacos selectivos individualizados contra el cáncer, la llamada "medicina de precisión"

02 DE OCTUBRE de 2015


Cerca de 200 investigadores básicos y clínicos, especialistas en tratamientos avanzados frente a las enfermedades tumorales más frecuentes y de peor pronóstico se darán cita en Pamplona con motivo del II Congreso “International Frontiers in Oncology”. El simposio se celebrará desde el próximo lunes, 5 de octubre, hasta el miércoles 7 y se centrará en “El presente y el futuro de la vía RAS: desde la función de la genómica a la inhibición”. Los participantes acuden al evento desde procedencias tan diversas como Australia, Israel, Francia, Reino Unido, Irlanda, Alemania, Estados Unidos o Suecia, además de diversas ciudades españolas.

La reunión científica, que se desarrollará en el Museo de la Universidad de Navarra, está organizada por la Clínica Universidad de Navarra, el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), ambas integradas en el Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IDISNA), y el Instituto de Cáncer de Stanford de Estados Unidos.

Por una medicina de precisión

Los oncogenes RAS están íntimamente relacionados con la aparición y desarrollo de algunos de los tipos de cáncer más extendidos. “Un oncogén es aquel gen que media en la aparición de los tumores y donde pensamos que puede estar una de las claves para combatir el cáncer”, explica el doctor Ignacio Gil Bazo, co-director del Departamento de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra y uno de los organizadores del evento internacional.

El comité organizador está integrado también por el doctor Silve Vicent, investigador del Programa de Tumores Sólidos y Biomarcadores del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), y por el doctor Alejandro Sweet-Cordero, de la Universidad de Stanford (EE. UU.).

Según subrayan, actualmente, una de las principales metas en las terapias contra el cáncer consiste en encontrar una diana concreta sobre la que actuar en la enfermedad, que sea selectiva de esa enfermedad oncológica.

Se trata, apunta el doctor Gil Bazo, de que “ese tratamiento selectivo y personalizado nos permita realizar una medicina de precisión, actuando exclusivamente sobre los principales factores de desarrollo y progresión del cáncer, mediante el uso de fármacos específicos frente a esos oncogenes. De esta manera, no sólo incrementamos la eficacia terapéutica sino que además reducimos notablemente la toxicidad sobre otros órganos y tejidos del organismo”.

Alteración de RAS en más de un 30% de enfermos oncológicos

En concreto, el doctor Vicent cifra “en más de un 30% de los enfermos con cáncer, en los que distintos elementos de la vía del oncogén RAS se encuentran alterados”. Desde un punto de vista preclínico, es importante “identificar nuevas dianas funcionales en torno a la vía RAS”, subraya. Estas dianas funcionales son elementos dentro de la vía RAS cuya inhibición puede disminuir la progresión del cáncer.

La importancia de identificar estas dianas reside en que “al estudiarlas podemos conocer su papel en el desarrollo del cáncer y, a partir de ahí, crear posibles fármacos inhibidores frente a ellas para atacar a las células cancerosas”, afirma el investigador del CIMA.

En el caso de tumores con alteraciones en la vía de RAS, que engloban los cánceres más letales como el de páncreas, el de colon o el de pulmón o el melanoma, descubrir dianas que puedan ser inhibidas con fármacos sería un gran avance médico, ya que “las terapias convencionales tienen un efecto limitado en estos tumores”, recalca Vicent.

Enfoque novedoso: interacción investigación básica y clínica

Las sesiones serán impartidas por 20 expertos, líderes de Europa y Estados Unidos en el campo de la oncogenómica, y más en concreto en el grupo de oncogenes RAS. “El congreso constituirá así un marco ideal para promover y mejorar la cooperación internacional y el intercambio científico entre miembros de la comunidad que estudia la vía de oncogenes RAS”, subrayan los organizadores.

Entre los ponentes destaca la presencia del doctor Mariano Barbacid, director del Grupo de Oncología Experimental del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), del doctor Josep Tabernero, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, la del doctor Manuel Hidalgo, investigador del CNIO y doctor Luis Paz-Ares, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital 12 de Octubre.

Según señala el doctor Gil Bazo, uno de los principales objetivos del congreso se sitúa además en “propiciar la interacción entre investigadores multidisciplinares, tanto básicos como clínicos y traslacionales. Un enfoque novedoso que pretende poner en contacto a personas que trabajan en la poyata del laboratorio con las que lo hacen al lado de la cama del paciente”, indica el doctor Gil Bazo.

Avances en la vía RAS

La familia de genes RAS constituye un grupo de oncogenes que a menudo aparecen alterados en numerosos tumores malignos y actualmente se sabe que están implicados en la metástasis y en la progresión de la enfermedad tumoral. De ahí que haya despertado el interés de la comunidad científica internacional la investigación de posibles fármacos inhibidores de su acción.

“Creemos que los esfuerzos dirigidos a conseguir bloquear este gen pueden revertir, no sólo en el tratamiento de estos tumores, sino también en el de muchas otras enfermedades oncológicas”, indica el doctor Gil Bazo.

Además de la vía RAS, durante las ponencias, los participantes profundizarán también “en una necesidad clínica no resuelta como son los fármacos inhibidores para dichos oncogenes. Buscamos conseguir un bloqueo más eficiente, no sólo del oncogén RAS, sino de cualquier otro factor que intervenga en esta vía”, explica el especialista.

Los investigadores también pretenden repasar los últimos hallazgos preclínicos para la prueba de medicamentos y debatir las estrategias actuales que se siguen en la lucha común contra el cáncer.