La Clínica Universidad de Navarra, primer hospital español en realizar un implante de oído medio de última generación

La primera paciente a la que se le ha colocado uno de los nuevos implantes de oído medio es una niña de 8 años, de Pamplona, diagnosticada de una malformación de oído

El Dr. Manrique durante una cirugía para la colocación de un implante

23 DE ENERO de 2015


La Clínica Universidad de Navarra ha efectuado con éxito la primera cirugía y activación de un implante de oído medio de última generación en España.

La colocación de este implante ha permitido que esta persona mejore sustancialmente su capacidad auditiva respecto a lo obtenido con ayudas auditivas previas. En líneas generales, un implante de oído medio está indicado para personas con pérdidas auditivas no severas, ocasionadas tanto por alteraciones de la cóclea como por trastornos en las estructuras del oído medio, describe el doctor Manuel Manrique, especialista que lideró esta primera intervención, subdirector del Departamento de Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra y director del Programa de Implantes Cocleares de Navarra.

Así, la primera paciente a la que se le ha colocado uno de los nuevos implantes de oído medio es una niña de 8 años, de Pamplona, diagnosticada de una malformación de oído medio e interno que daba lugar a una perdida de audición mixta, con componentes conductivo y neurosensorial. Tras la cirugía efectuada el pasado 4 de diciembre, la activación se realizó con éxito el pasado 12 de enero.

El nuevo implante, desarrollado por la empresa MED-EL, fue presentado a finales de noviembre con el nombre de Sistema Vibrant Soundbridge. Se trata de un sistema avanzado de implante de oído medio para pérdidas auditivas conductivas, mixtas o neurosensoriales. “Entre las principales mejoras de esta nueva generación de implantes de oído medio figuran una mayor sencillez de las intervenciones quirúrgicas, así como la posibilidad de que los pacientes implantados puedan someterse posteriormente a resonancias magnéticas”, apunta la compañía.

Entre otras, la ventaja más significativa del nuevo implante respecto a los audífonos -alternativa directa a estos dispositivos- radica en “una calidad del sonido muy superior. Los pacientes lo constatan así porque generalmente son personas que han pasado antes por la experiencia de llevar un audífono”, alega el especialista.

Además, el nuevo dispositivo evita algunos problemas que pueden derivarse del uso de audífonos, como irritación o infecciones, debidos a los moldes que deben colocarse en el conducto auditivo. “En otras ocasiones –añade el facultativo-, hay personas que tienen unos conductos muy estrechos, lo que dificulta la colocación de dichos moldes”. Así, este nuevo implante de oído medio permite, a las personas con las mencionadas dificultades, “vehiculizar el estímulo hasta los huesecillos del oído medio o el oído interno, ya que prescinde de la utilización del conducto auditivo”.

En definitiva, “se trata de un sistema de rescate de aquellas personas con afectación del oído medio y que no obtienen buenos resultados con el audífono”, subraya el otorrinolaringólogo. En la elección de este dispositivo por parte del paciente pueden incidir también aspectos estéticos, ya que este sistema prescinde de cables externos y presenta un tamaño más reducido, siendo fácil ocultarlo bajo el pelo.
En un futuro está previsto que este tipo de implante se pueda conectar a dispositivos externos vía Bluetooth o telebobina. Este aspecto permitirá su conexión a smartphones, receptores FM y otros dispositivos de asistencia auditiva mediante una conexión Wireless (sin cables).

Resonancias magnéticas sin necesidad de retirar el implante

El diseño de este implante permite un manejo más sencillo y mayor flexibilidad durante la cirugía. El transductor de masa flotante, FMT (Floating Mass Transducer), corazón del implante, puede fijarse empleando diferentes acopladores. Dependiendo del tipo de pérdida auditiva, el dispositivo puede ser anclado con mayor facilidad e individualmente a varias estructuras móviles del oído medio, indica MED-EL. El nuevo implante de oído medio se coloca en algún elemento de la cadena de huesecillos o en algunas de las entradas al oído interno. “Facilita esa parte de la cirugía y consigue una mayor estabilidad del dispositivo. De este modo, se incrementa su rendimiento y se reduce el índice de complicaciones y de fracasos en esta cirugía de implantes de oído medio”, añade el especialista.

Como consecuencia de estas características, el nuevo implante permite a los usuarios someterse a estudios de imagen mediante resonancia magnética de 1.5 Tesla sin la necesidad de retirar el implante. Esto ofrece una comodidad significativa y la oportunidad de beneficiarse de procedimientos diagnósticos no invasivos por imágenes.