Investigan el efecto analgésico de un nuevo fármaco para pacientes con síndrome de ojo seco y dolor ocular

Especialistas del Departamento de Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra inician la fase de reclutamiento de pacientes de un ensayo clínico multicéntrico para probar la eficacia del SYL1001

Equipo investigador. De izda. a dcha. los especialistas del Departamento de Oftalmología de la Clínica, los doctores Anne-Marie Bleau, Adriano Guarnieri, Javier Moreno (director), Álvaro Velázquez, Manuel Saenz de Viteri y Belén Alfonso.

09 DE JUNIO de 2014


Con el objetivo de evaluar la seguridad y el efecto analgésico del fármaco SYL1001 en pacientes con dolor ocular por síndrome de ojo seco, especialistas del Departamento de Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra han iniciado un ensayo clínico en individuos con la mencionada afección. La investigación multicéntrica acaba de comenzar su fase de reclutamiento de pacientes con síndrome de ojo seco de leve a moderado y dolor ocular en idénticos grados. Además de la Clínica Universidad de Navarra, otros centros sanitarios con equipos de investigación en este ensayo son el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega de Asturias, la Fundación Jiménez Díaz de Madrid y el Hospital Universitario Ramón y Cajal, también de la capital madrileña.

Para esta primera fase del estudio está previsto el reclutamiento de un total de 60 personas que se dividirán en tres grupos, ya que se trata de un ensayo piloto de tolerancia y exploración del efecto analgésico en pacientes.

El ojo seco es la patología más frecuente en las consultas de Oftalmología, según Información Terapéutica del SNS. La misma fuente estima que supone el 30% de las consultas atendidas en esta especialidad médica. Los síntomas que presentan las personas afectadas se caracterizan por sensación de picor, arenilla, sequedad ocular, enrojecimiento conjuntival y/o dificultad para abrir los ojos por las mañanas. El síndrome del ojo seco es una alteración en la película lacrimal que podría causar daño en la superficie interpalpebral ocular (entre los párpados) y que puede producir molestias. El origen de esta dolencia puede ser variado.

Diseño y método del ensayo

La investigación que ahora se pone en marcha es un ensayo clínico multicéntrico, aleatorizado, de grupos paralelos, controlado con placebo y doble ciego (los investigadores desconocen a qué pacientes se administra placebo y a cuáles el fármaco en estudio hasta finalizar el ensayo).

El SYL1001 se presenta para el ensayo como colirio de aplicación tópica en el tratamiento del dolor ocular, “asociado a patología como el síndrome de ojo seco con el objetivo de minimizar las molestias y mejorar así la calidad de vida del paciente”, explica la doctora Anne-Marie Bleau, investigadora del grupo del doctor Javier Moreno, director del Departamento de Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra.

Este nuevo fármaco “se une a la nueva terapia basada en la tecnología del RNA (ácido ribonucleico) de interferencia, que inhibe específicamente la síntesis de receptores implicados en la transmisión del dolor”, según describe la especialista. El SYL1001 presenta dos ventajas, “su efecto local y su rápida degradación sistémica” que redundan en una buena eficacia sin efectos secundarios.

>> Más información sobre este ensayo clínico